Filtro

Somieres

Los somieres son una estructura metálica con una serie de lamas transversales de madera u otros materiales sintéticos, que conforman una base para el colchón. Las láminas permiten que el somier tenga mayor transpirabilidad y adaptabilidad.

Leer más...

Somieres destacados

Aspecto para elegir un buen somier

Las bases deben conseguir aportar beneficios al colchón y facilitar el cambio de postura mientras se descansa.

Los somieres ofrecen una buena ventilación. Esta es una de las características que más se valoran en una base aparte de la comodidad y adaptación porque algunos materiales de colchón necesitan más aireación. Es el soporte perfecto para los colchones viscoelásticos o de látex porque su material necesita que se airee en mayor medida. Así se consigue que la cama sea más higiénica evitando que se genere moho o bacterias.

Para sacar el máximo partido a nuestro colchón es necesario elegir un buen somier que se adapte a las características del colchón elegido y que potencie al máximo las propiedades de este o que reduzca sus carencias.

El paso del tiempo causa deformaciones en las bases para el colchón y pueden transmitirselas a este. Por ello hay que asegurarse que ambos estén en buenas condiciones para no causar daños al cuerpo durante el descanso.

Tipos de somier

Somieres fijos

Un buen somier fijo tiene que ser fuerte y aportar adaptabilidad. Es importante que el somier sea silencioso para que no produzca ruidos y molestias a lo largo de la noche. 

Lo fuerte o no que es un somier se ve en la medida de su bastidor. Normalmente están realizados en hierro pero también los puedes encontrar de madera. Los buenos bastidores tienen un tubo de 40 x 30 mm o más.

Los tacos permiten mediante la unión de las lamas que se evite el ruido también esto se consigue si las lamas no se apoyan en los tubos de refuerzo de forma directa.

Si los somier miden más de un metro se le debe colocar una barra en el centro para que lo refuerce. El tamaño más común suele ser de una base tapizada 150x190

La adaptabilidad se consigue a través de las láminas. Cuantas más láminas tiene el somier y más juntas están mejor adaptabilidad tendrá. Los más adaptables son los somieres multiláminas. Estos además regulan la firmeza en la zona lumbar generando menos presión en el cuerpo.

Somieres articulados

Los somieres articulados son los que permiten la movilidad del somier y el colchón, adaptándose así a la posición que elijan. Los somieres articulados cuentan con las mismas características que un somier fijo pero añade algunas peculiaridades.

Las bases articuladas pueden contar con motor o no. Los que incluyen motor son cómodos para el descanso.

En estos somier hay que tener en cuenta si cuentan con diferentes planos de articulación ya que si tienen mayor número de planos de articulación es mejor. Lo bueno son 5 planos articulables para que conseguir que sea lo más adaptable posible.

Además, también  es importante que los somieres articulados tengan un motor silencioso y una pila por si el motor eléctrico falla.

Los somieres articulado eléctrico son los mejores ya que tienen buena adaptabilidad, se adaptan a la perfección al cuerpo y al descanso. No solo es útil para las personas enfermas.