Somieres articulados eléctricos

Un somier articulado eléctrico es una buena elección cuando además de una base para nuestro colchón queremos funcionalidad en el equipo de descanso. Hay situaciones en las que es necesario que nuestro soporte deje de ser estatico. Por ello, en mucha ocasiones el somier eléctrico es la mejor para nuestro descanso.

Leer más...

Comprar somieres articulados eléctricos online

Las personas que tienen que pasar largos periodos de tiempo metidos en la cama o las personas con movilidad reducidas, tienen necesidades especiales. Aunque también, cada vez más, se utilizan para personas que no usan la cama solo como lugar de descanso sino que hacen de él un lugar donde llevar a cabo actividades como leer o ver la televisión.

El somier eléctrico cuenta con la posibilidad de articular en diferentes planos sus módulos para optar así distintas posturas mientras estamos tumbados. De esta manera, personalizamos nuestro descanso junto con el uso de almohadas cervicales que mejoren nuestra postura. Las bases eléctricas articuladas son la opción más idónea para personas con necesidades especiales que no deseen modelos de somieres sanitarios específicos.

 Aun teniendo estas particularidades, siguen manteniendo la flexibilidad y adaptabilidad de los somieres con láminas. También su transpirabilidad por lo que podemos usar con cualquier tipo de colchón y no generará humedades.

Características de los articulados eléctricos

Si queremos un descanso mucho más optimizado estos somieres nos aportarán mayor sensación de comodidad, ya que al ser eléctricos sólo necesitamos pulsar un botón, y más funcionalidades en las posiciónes que nos sean de mayor utilidad.

Están provistos de motores de alto rendimiento que nos ofrece la posibilidad de realizar el descanso y la lectura en la posición más cómoda, tan solo cogiendo un mando. Aporta un buen nivel de rigidez. Nos permite regular la tensión en la parte de las lumbares consiguiendo así, una cama más confortable y su sistema multilaminar nos airea de forma adecuada el colchón para que no nos emita sensación de calor.

Esto genera beneficios para nuestra salud como la reducción de hinchazón en las piernas, menos dolores en cuello y cervicales y mayor facilidad para el sueño.