Filtro

Somieres fijos

Un somier es un soporte para cama flexible y transpirable. Consta de una pieza que sirve de3 base para el colchón y otra pieza en forma de bastidor metálico o elaborado en madera.

En el bastidor se disponen transversalmente láminas de madera (haya o chopo) o de otros materiales. Aunque también las podemos encontrar de PVC o caucho. El material influye de una manera razonable en la comodidad del colchón.

Leer más...

Gran variedad de somieres fijos 

Para camas de matrimonio cuya anchura sobrepasa los 120 cm, el bastidor incorpora un larguero central para aportarle más firmeza. De la firmeza elegida por el usuario dependerá de lamas, su calidad y la anchura.

El soporte del colchón debe resultar adecuado para la calidad del colchón, porque un soporte en mal estado puede variar las características de colchón, deteriorarlo e incluso anular la garantía por ese tipo de roturas. Tal sería el caso de un colchón da calidad que se utiliza sobre un antiguo somier de muelles, que puede dañar irremisiblemente el producto.

Los somieres fijos están diseñados para proporcionar firmeza y estabilidad a nuestro descanso. Hay muchos tipos de somier: de lámina ancha o estrecha, multiláminas, con refuerzos, con láminas de fibra de carbono, etc. Estas bases aportan calidad y resistencia optimizando el descanso junto con una almohada cómoda.

Son muy versátiles y pueden utilizarse con cualquier tipo de colchón (viscoelásticosde muelles o de espumación) para adaptarse a nuestra ergonomía así como combinar su diseño con el cabecero para conseguir una decoración atractiva y agradable en tu dormitorio.

¿Cómo comprar un somier fijo de calidad?

Si queremos elegir un buen somier fijo debemos tener en cuenta que sea fuerte.  Cuanto más grueso sea el bastidor mejor será el somier. Para conseguir que tengan una buena adaptabilidad, el número de láminas es muy importante por ello, los multiláminas son los más recomendados ya que a mayor cantidad de estas, mejor adaptación tienen. 

También que no emita ruidos para que no nos moleste a la hora de dormir. Para garantirlo, nos fijaremos en la unión de las láminas con el bastidor, ya que, tienen que hacerse mediante tacos y nunca deberán apoyarse directamente porque esto contribuirá a estos se produzcan.

Los somieres con base tapizada aportan al durmiente superior firmeza en su descanso, mientras que los de lamas de madera resultarán más flexibles. Las opciones varían con las preferencias del consumidor, salvo con los colchones de látex, que precisan somieres de lamas para su correcta transpiración.

Características del somier articulado

Los modelos articulados son somieres configurables en diferentes posiciones. Se fabrican modelos de accionamiento manual y por medio de un motor. La principal aportación al descanso de los somieres articulados consiste en  la posibilidad de elevar diferentes partes del cuerpo del usuario según sus necesidades. Desde el respaldo más vertical para poder leer en la cama, hasta la elevación de la zona de las piernas para mayor relajación circulatoria.

¿Qué tipo de láminas es el mejor para un somier?

Los somieres se elaboran con lamas de distintos anchos y grosores. La calidad del descanso difiere tanto como los gustos de los consumidores a la hora de dormir. Los modelos de lamas anchas aportan firmeza, y los de estrechas son aptos para un descanso más flexible. Los dos modelos cumplen sobradamente con el objetivo de aportar transpiración a los colchones.

Los tacos de sujeción son los elementos que unen las lamas y el bastidor que conforma el contorno del somier. Las lamas se insertan en el taco, y éste a su vez se une al bastidor. Los tacos de sujeción sirven para silenciar los ruidos que se producen en las lamas por el movimiento de la Son elementos que varían según el modelo: existen los elaborados de caucho y los fabricados de polietileno.

Los reguladores de firmeza se ubican en las lamas del somier y sirven para regular la tensión de las láminas. La configuración se puede variar a gusto del usuario.

926 84 08 58 (L-D de 8.30 a 23h)