Filtro

Somieres fijos

Un somier es un soporte para cama flexible y transpirable. Es la base del colchón y están compuestos por un bastidor metalico de madera sobre el que se disponen transversalmente láminas de madera (haya o chopo) o de otros materiales. Aunque también las podemos encontrar de PVC o caucho. El material influye de una manera razonable en la comodidad del colchón.

Leer más...

Gran variedad de somieres fijos 

Para camas de más de 120 m de ancho (matrimonio) el bastidor cuenta con un larguero en el centro para aportarle más firmeza ya que ésta depende del número de las mismas, su calidad y anchura.

Los somieres fijos están diseñados para proporcionar firmeza y estabilidad a nuestro descanso. Hay muchos tipos de somier: de lamina ancha o estrecha, multiláminas, con refuerzos, con laminas de fibra de carbono, etc. Estas bases aportan calidad y resistencia optimizando el descanso junto con una almohada cómoda.

Son muy versátiles y pueden utilizarse con cualquier tipo de colchón (viscoelásticos, de muelles o de espumación) para adaptarse a nuestra ergonomía así como combinar su diseño con el cabecero para conseguir una decoración atractiva y agradable en tu dormitorio.

Comprar somier fijo de calidad

Si queremos elegir un buen somier fijo debemos tener en cuenta que sea fuerte.  Cuanto más grueso sea el bastidor mejor será el somier.

También que no emita ruidos para que no nos moleste a la hora de dormir. Para garantirlo, nos fijaremos en la unión de las láminas con el bastidor, ya que, tienen que hacerse mediante tacos y nunca deberán apoyarse directamente porque esto contribuirá a estos se produzcan.

Para conseguir que tengan una buena adaptabilidad, el número de láminas es muy importante por ello, los multiláminas son los más recomendados ya que a mayor cantidad de estas, mejor adaptación tienen.