Somier de láminas

Los somieres son una parte necesaria a la hora de dormir junto con las almohadas y los colchones.

Leer más...

Qué son los somieres de láminas

Están compuestos por una estructura metálica con láminas de madera u otro material en sentido horizontal y unas pata que lo sujetan y lo elevan del suelo.

Su función es ayudar a adaptar el colchón y generarle mayor transpirabilidad para aumentar la duración de este. Si tu colchón está realizado con viscoelástico o látex, este tipo de somier cómodo será el más adecuado para ti porque permite que transpire mejor el colchón. En cambio, para las bases de láminas vendría bien cualquier tipo de colchón. Pero, si lo que buscas es mayor firmeza deberías escoger una base tapizada y si, por el contrario, prefieres mayor adaptabilidad a tu cuerpo será mejor un somier de láminas. El tipo de somier va en función del material con el que este realizado nuestro colchón y con las prestaciones que queramos que nos aporte la cama.

Tipos de somieres de lamas

Los somieres de láminas pueden ser de madera o de metal. Los somieres de madera son duraderos y tienen una buena durabilidad. Los de metal son más ligeros, tienen un precio menor, no son muy estético y tienen menos durabilidad la cual podemos compensar con patas para somier. No es recomendable usar un somier de muelles para un colchón de látex ya que no suelen tener buena durabilidad.

Los somieres de láminas están compuestos de un bastidor de madera o de metal donde se encuentran las laminas transversalmente. Las láminas normalmente están realizadas de madera de haya, roble, pino… aunque también las hay de fibra de carbono, fibra de vidrio y plástico. Las láminas tienen distinto grado de firmeza siendo así a veces más rígidas y otras más flexibles. Suele variar el número de láminas y la anchura entre unos modelos y otros. En ocasiones, varían la firmeza a través de láminas con fijadores que dan una base diferente en la zona lumbar, cadera o zona alta de las piernas.