Almohadas

Las almohadas son partes indispensables dentro del descanso. Nos aportan comodidad y confort además de que acompañan nuestras postura a lo largo del sueño.

Leer más...

Almohadas destacados

A pesar de que no tengamos problemas de espalda o cuello es necesario escoger la almohada que mejor se adapte a nuestras necesidades. Esto hará que descansemos mucho mejor y de una manera más adecuada, sin forzar posturas.

A la hora de elegir qué almohada debemos comprar tenemos que tener en cuenta las características de cada tipo de almohada, la manera en la que dormimos y otros aspectos más que encontrarás a continuación:

Según la posición en la que dormimos

En función de nuestra postura al dormir  tendremos que elegir una u otra almohada para que se adapte bien a nuestro cuello y no tengamos que mantener una posición forzada. Lo más recomendable es mantener el cuello lo más recto posible.

  •         Almohada para dormir boca abajo: para esta posición es recomendable usar una almohada fina y blanda que se adapte por completo a tu firmeza y que esté formada de un material ligero. Las almohadas de plumas o las almohadas de espuma son muy buenas para esta postura.
  •         Almohadas para dormir boca arriba: en este caso la almohada debe tener una dureza media para que aporte la suficiente firmeza y que no se hunda pero que sea lo suficientemente cómoda permitiéndote dormir en una posición natural. La mejor opción si duermes boca arriba son las almohadas viscoelásticas. Se adaptan a tu cuerpo y guardan la forma de él.
  •         Almohadas para dormir de lado: tendremos que tener en cuenta que nuestro peso será fundamental a la hora de elegirla porque necesitamos mantener el cuello alineado con la columna.

Si eres de los que se mueve mucho por la noche necesitas una almohada que se adapte a diferentes postura. Para ello, lo mejor es escoger una almohadas con firmeza media que se amolde a todas las posiciones.

Otros tipos de almohadas

Si duermes acompañado: lo mejor es tener dos almohadas independientes porque cada persona tiene preferencias diferentes al dormir. De esta manera podeis adaptar cada almohada a los gustos personales.

Almohadas para alérgicos: en el mercado existen tratamiento antiácaros y antibactericidas para poder dormir sin molestias. Si eres alérgico a los ciertos materiales lo mejor es no utilizar materiales naturales

Según el tipo de constitución: el tipo de cuerpo influye para la hora de elegir la almohada, a mayor peso más firme debe ser la almohada. Si tienes una constitución más pequeña necesitarás menos firmeza.

Almohada para bebés: los bebés no deben usar almohada hasta los dos años o así. Una vez que empiezan a utilizarla debe ser una almohada muy fina y blandita.

Según el material de la almohada

Podemos encontrar varios tipos de materiales en los modelos de colchones. Con precios diferentes según las composiciones. Unos con más firmeza, otros con menos, etc.

-       Fibra: es un material suave y esponjoso que resulta muy fácil de lavar. Se recupera con facilidad (fibras de silicona). La puedes encontrar en diferentes modelos, unas incluyen tratamientos antibactericidas y antiácaros que es lo más aconsejable y otras no. La firmeza de esta almohada varía en función de la cantidad de relleno que lleve. Son las más baratas.

-       Látex: el látex puede ser látex natural o sintético. Estas almohadas son ecológicas y muy flexibles. Su firmeza es media y son buenas para cualquier tipo de posición, son muy higiénicas pero hay que mantenerlas bien transpiradas. No son las más baratas pero son muy duraderas.

-       Viscoelástica: las almohadas viscoelásticas son las que cuentan con mejores propiedades. Eliminan las presiones en el cuello y la cabeza mejorando la circulación de la sangre. Son perfectas para dormir boca arriba pero también las puedes encontrar menos densas y altas que te permitirán dormir a la perfección boca abajo y de lado. Suelen incorporar diferentes tipos de fundas, algunas de ellas muy conocidas como las termorreguladoras o de aloe vera, de esta manera se consiguen más propiedades y un mayor confort. Suelen tener muy buena relación calidad-precio

El adquirir una almohada nueva, a pesar de haberla ajustado al máximo a nuestros gustos y necesidades, necesita de un periodo de adaptación para que la sintamos verdaderamente como propia.

En topdormitorios contamos con distintos tipos de almohada para asegurarnos de que se adapten a las características de tu descanso y te ofrezcan las mejores sensaciones junto con los mejores canapés, somieres y cabeceros del mercado.